FINCA BELLA VISTA PARA TU BODA

 

!Yo quiero vivir aquí¡ Es lo primero que pensé cuando pasé de la parte trasera de la pequeña casa a la parte frontal, donde el porche se asomaba a un bancal de césped y árboles que a su  vez se asomaba a otro bancal con una piscina, en la que entran unas ganas increibles de bañarse, y una valla desde la que miras al mar y dices: ¡cómo puede ser tan grande!

Había quedado con Anne y Fran unos días antes de la boda para conocer la Finca Bella Vista http://fincabellavista.es/  y familiarizarme de forma que el gran día tuviese claro por donde viene la luz, donde va a estar ubicado el lugar de la ceremonia, etc… TODO CONTROLADO. Pero antes de ponerme a “trabajar” no pude evitar pensar en lo maravilloso que sería tener esa casita y disfrutar de esas vistas, de esa piscina, de ese jardín… Mejor paro para no deprimirme.

En cierta manera celebrando en la Finca Bella Vista tu boda  puedes sentir ese privilegio aunque sea solo por un día.

La finca se compone de una casita encantadora y una zona ajardinada que os he descrito antes y que resuta ideal para celebrar bodas civiles y posteriormente realizar el cocktail.

Junto a estos jardines hay una carpa acristalada desde la que sigue habiendo unas vistas impresionantes. El hecho de estar acritalada te asegura ante cualquier contingencia meteorológica.

Otra parte de la carpa está habilitada como zona de baile para la fiesta, y por último hay un patio para ubicar la barra libre en el que los menos bailones y los fumadores tienen espacio para relajarse cómodamente.

Anne eligió para el maquillaje y la peluquería una zona de la carpa muy amplia y con mucha luz.El resultado: fotos con una iluminación intensa, suave y envolvente. El sueño de un fotógrafo para este tipo de fotos.

El primer bancal que os comenté es el lugar donde se dispusieron las sillas para los invitados a a la Ceremonia, y una mesa para los oficiantes junto a un árbol grande y frondoso que es una maravilla.

La orientación de la Ceremonia me permitió disfrutar de una iluminación a la que pude sacarle mucho partido.

El cocktail se dispuso en el siguiente bancal, alrededor de la piscina y con vistas al mar. Más no se puede pedir, !a que no¡

Durante el almuerzo en la carpa se podía seguir disfrutando del mismo panorama y de una luz intensa y viva que hace que nos acordemos de porqué tanta gente quiere venir a vivir a nuestra tierra. Y a cualquiera le gustaría vivir en la Finca Bella Vista.