LA MIRADA DEL BEBÉ

¡Mira cómo pone la boquita!¡Qué gustito da verlo así, tan dormidito y tan chiquitito!

Esta es la reacción mas natural y común cuando vemos a un bebé dormidito.Por eso cada vez más a los papis a las mamis les gusta tener fotos de sus muñequitos soñando, en posturitas encantadoras y con un ambiente que transmita una sensación mágica.IMG_1721

Para poder difrutar de una sesión en la que podamos sacar lo mejor de cada situación hay que tener presente lo siguiente antes y durante las más de dos horas que puede durar.Lo ideal es hacer la sesión antes de los primeros quince dias.En éste período duermen más y con un sueño más profundo con lo que podemos jugar con ellos sin que se molesten.Pasado este tiempo empiezan a responder a los estímulos externos con lo que puede ser que se despierten y se enfaden si empezamos  a trastearlos.IMG_1723

No quiere decir que no sea posible hacerles fotos dormiditos pasados los primeros quince dias, pero va a costar más trabajo que accedan a que los coloquemos así o asá, que los pongamos  un gorrito, que les cambiemos a una posturita u otra, etc. Suena raro pero es así.

Es recomendable si es posible, hacer la sesión por las mañanas.Suelen tener el sueño más relajado.Si se le puede dar un bañito es ideal por que el ejercicio los deja cansados y relajados.Si además intentamos que no se duerman hasta que lleguen al estudio conseguiremos que se queden groguis, listos después de tanto trote.Todo ésto, por supuesto, teniendo en cuenta que la prioridad absoluta es el bienestar del bebé.Podemos utilizar estrategias y demás pero nunca haciendo algo que los suponga un trastorno.Queremos disfrutar con él y no a cualquier precio.IMG_1735

Del mismo modo es recomendable que vengan saciados y que les hayamos eliminado los gases.Total, que se encuentren a gusto.Es más que probable que haya que darles de comer durante la sesión.Por ello no hay que pensar en el reloj.Igual tardamos dos horas que tres.IMG_1745IMG_1751

No obstante puede ser que no accedan a quedarse dormiditos.Intentamos entonces todo el arsenal de recursos como la música relajante, los balanceos, etc,  pero nada.En ese caso hay que aprovechar la situación y tratar de plasmar la personalidad que transmite su mirada, el contacto visual.Es curioso pero incluso siendo tan pequeñitos ya se observan diferencias en la mirada de cada bebé, ya empiezan a tener una personalidad particular que les acompañará toda su vida.IMG_1746

Y qué decir de cuando te encuentras con un bebé como Claudia que es capaz de erguirse con una fuerza dificil de imaginar en alguien tan pequeñito.Estos son los momentos en que me siento afortunado de poder disfrutar haciéndole fotos a una personita que te recuerda la magia que tiene la vida.IMG_1758 IMG_1765 IMG_1762 IMG_1770 IMG_1773

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *