CÓMO ELEGIR EL TIPO DE CELEBRACIÓN DE TU BODA

Tres de la tarde de un sábado de Septiembre en Marbella. Pero en lugar de haber un cielo azul y un día soleado parece que se avecina una hecatombre: el cielo está gris y cargado como si fuera a producirse otro diluvio bíblico. La novia, que se casa a las seis, está aparentemente tranquila porque tiene contactos en el servicio de meteorología y le han dicho que no se preocupe, que no va a llover. Y con todo es para preocuparse pués su celebración será a las nueve al aire libre y el establecimiento no tiene previsto un plan B por si llueve. Milagrosamente sobre las cuatro se empieza a despejar el cielo y se va cumpliendo el pronóstico que ella manejaba: para cuando llegamos al cocktail el cielo está completamente despejado. Ella está feliz. Pero si sus contactos le hubieran dicho que iba a llover, ¿cómo hubiesen resuelto la situación en el establecimiento? Ya os he comentado que no disponían de medios para montar una alternativa que los protegiese de la lluvia.

Por lo tanto, regla número uno para elegir un tipo de celebración y un establecimiento: garantías de que se va a poder realizar la celebración.

Las celebraciones podemos dividirlas en principio entre celebraciones de interior y de exterior.Las de interior se desarrollan en un salón cubierto aunque en algunos casos puede abarcar varias estancias. La decoración suele ser elegante y cuidada, con lo que estás dándole un ambiente de recepción oficial, un toque clásico, a tu boda. Tienes la seguridad, al estar cubierta, de que no te va a afectar una tormenta inesperada o que se levante viento. Pero también, y en esto se piensa poco, que no te afecte el terral de Málaga o una ola de calor. Estando en un espacio cubierto con aire acondicionado no van a pasarlo fatal con el calor sobre todo los hombres, que suelen ir con chaqueta y corbata. Otra ventaja es que aunque sea de noche debe haber una buena iluminación, cosa que no pasa en algunas celebraciones al aire libre nocturnas donde los invitados casi no ven el plato que tienen delante.

Una de las pegas para las celebraciones en interiores puede ser que el ambiente se vuelva un poco cargado. Pero tratándose de un establecimento con unas buenas instalaciones de ventilación y climatización no debe haber ningún problema.

Cuando se realizan al aire libre el entorno suele ser una arboleda, una montañas, unas playas. Con lo que sueles tener asegurado el -¡qué sito más bonito!   de la mayoría de la gente. El ambiente es más informal.Recurriendo a una decoración con bombillas y luces tenues puedes crear una atmósfera encantadora y mágica. Por otra parte, estando en Málaga sabemos que podemos disfrutar de buen tiempo de Marzo a Octubre casi con seguridad. Lo normal es que ni llueva ni haga frio.

Ahora bien, asegúrate con los organizadores de que la luz no  sea tan de ambiente que la reduzcan a una mínima expresión. Os puedo asegurar que los invitados agradecerán,  por lo menos, que  las agradables lucecitas les permitan, como mínimo, ver lo que están comiendo y las caras de los que tienen sentados enfrente.

Pese a que el tiempo en Málaga suele ser genial en la temporada de bodas garantízate un plan B por parte del establecimiento en caso de que llueva o haga mucho frio. Y que ese plan B no se convierta en una especie de campo de refugiados.

Ten en cuenta, además, que el calor también puede ser un gran problema. Si se produce una ola de calor o tenemos el famoso Terral de Málaga puedes echar de menos un aire acondicionado. Por otra parte, para las bodas en verano al aire libre durante el día pide garantías de que los toldos que coloquen para producir sombra vayan a cubrir en condiciones a todos los invitados.

Otra elección que deberás hacer es qué combinaciones de las siguientes prefieres:

  • cocktail corto y cena o almuerzo completo.
  • cocktail largo y cena o almuerzo reducido.
  • equilibrio entre los dos momentos

Como suele ocurrir cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Con el cocktail largo puedes pasar más tiempo con tus invitados sentándote a comer solo un rato cortito. Por otra parte puede haber muchos invitados que estén deseando sentarse ya a su mesa sin tener que estar dando vueltas. Tú  decides a qué le das prioridad y cómo crees que se van a sentir más cómodos tus familiares y amigos.

Una alternativa que queda muy chula es que haya un buffet y un, vamos a llamarlo, cocktail constante. Con ésta modalidad los invitados no se sientan a una mesa asignada sino que se sirven  lo que les apetezca de las mesas en las que se disponen la mayoría de las suculencias culinarias. Por otra parte los camareros están ofreciendo constantemente nuevos manjares. Desde luego es muy entretenido y no se le hace pesado a la gente. Es una opción que queda muy fresca. Por supuesto a los invitados de mayor edad puede que no les haga mucha gracia y los familiares más jóvenes tengan que andar rellenándoles los platos porque no se están sirviendo las cosas “como Dios manda”. Pero tratándose de tu boda lo perdonan todo.

Sea como sea, piensa cómo crees que va a quedar más bonita y cómo vas a disfrutar más de la Celebración de tu boda. Piensa que es imposible satisfacer a todo el mundo, que todo el mundo diga que ha estado genial. Por eso lo primordial es vuestra propia satisfacción para que recordéis como un momento mágico la que será, posiblemente, la fiesta más bonita de vuestra vida.

Te podrían interesar: